Trastornos de personalidad

Depression-loss_of_loved_oneLos trastornos de personalidad constituyen un área de la psicopatología y la psicoterapia apasionante y relativamente moderna. No es clara la distinción entre una personalidad normal y una patológica pero podríamos conformarnos con el criterio de interferencia en la vida cotidiana. Cuando el modo de ser de una persona, sus tendencias cognitivas a la hora de pensar, sus emociones, su conducta, no se adapta al medio que le rodea permitiéndole disfrutar de bienestar en el ámbito laboral y relacional más allá de la edad adulta temprana puede hablarse de una personalidad patológica.

Cuando en nuestro entorno se hablaba hace veinte o treinta años de personas extrañas, especiales, raras, peligrosas o “balas perdidas” nos referíamos a personas que mostraban un patrón diferente o conflictivo en su manera de ser, de sentir y de hacer. Resultaba una forma demasiado popular de acercarse a estas personas que, por otro lado, representan un grupo enormemente heterogéneo que sufre aunque a veces no lo parezca y genera mucho sufrimiento a su alrededor.

Las investigaciones indican que del 30 al 50% de los pacientes ambulatorios presentan un trastorno de personalidad (Koenigsberg et al., 1985). El 15% de los pacientes ingresados lo hacen por problemas derivados directamente de un trastorno de personalidad y casi el 50% de los restantes presenta un trastorno de personalidad comórbido, es decir, además de otro trastorno mental (Loranger, 1990). Estos datos hablan del importante impacto que la atención a los trastornos de personalidad tiene en el sistema de salud. Presentar un trastorno de personalidad añadido a otro trastorno mental empeora el pronóstico y complica el tratamiento. Están muy asociados a problemas derivados del consumo de sustancias, circunstancia por la que muchos de ellos consultan a la red asistencial o ingresan. Por ello es importantísimo el diagnóstico clínico.

Hay tres grupos de trastornos de personalidad. En el primero (extraños o excéntricos) está el trastorno paranoide de la personalidad (caracterizado por la desconfianza y la suspicacia a lo largo del tiempo), el esquizoide (ausencia de placer en la relación con los demás) y el esquizotípico (comportamiento extraño, pensamiento divergente y emociones independientes del entorno). En el segundo (teatrales, volubles o impulsivos) está el trastorno antisocial de la personalidad (desconsiderados, explotadores y socialmente irresponsables), el límite (inestabilidad en la autoimagen, en las relaciones, en las emociones), el histriónico (teatralidad, exageración, labilidad, superficialidad, actitud seductora) y el narcisista (conquistadores, ambiciosos, se sienten extraordinarios y esperan ser tratados siempre bien, les afectan las críticas). En el tercero (ansiosos, temerosos) está el evitativo (temor al rechazo o a la humillación por parte de los demás), el dependiente (necesidad de otras personas para obtener consejo y refuerzo, dificultad para expresar desacuerdo y para estar solos) y el obsesivo-compulsivo (detallismo, normas, orden, perfeccionismo, dedicación excesiva al trabajo, rigidez, obstinación).

© Pedro Rico – psicólogo clínico asturias

Los visitantes de esta entrada también se interesaron por...

  • TERAPIA GRUPAL PARA EL CONTROL DE IMPULSOSTERAPIA GRUPAL PARA EL CONTROL DE IMPULSOSDe los siete criterios diagnósticos propuestos por Spitzer y Endicott del Trastorno Límite de Personalidad para ser incluidos en el DSM tienen fuerte presencia en los aspectos más floridos […]
  • CrímenesCrímenesLa mente humana es un objeto de estudio y de asistencia complejo. Dedicarse a él exige paciencia y humildad. Un psiquiatra sabio del que tuve la suerte de aprender en Euskadi decía que de […]
  • Trastornos DelirantesTrastornos Delirantes Para los que decidimos en un momento de nuestra vida dedicarnos, de alguna u otra forma, a entender y a potenciar la psique humana, es una labor apasionante. Las calles llenas de […]
  • El consumo de sustanciasLa literatura científica reporta datos compatibles con que el 56% de las personas diagnosticadas de algún trastorno de personalidad presentan a su vez problemas de alcoholismo o abuso de […]
  • BOMBARDEANDO EL INCONSCIENTEBOMBARDEANDO EL INCONSCIENTEEl Dr. Habib Davanloo, psiquiatra de origen iraní formado en Harvard y que desarrolló su carrera en Canadá, pensaba que el gran obstáculo con el que se encontraban los terapeutas era la […]
  • DORMIR, POR FINDORMIR, POR FINDormir, conciliar el sueño y mantenerlo, es una conducta llena de paradojas y complejidades. No es una conducta de acción. Podríamos decir casi lo contrario, es una conducta en la que se […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: