Trastorno Límite de Personalidad

Trastorno Límite de PersonalidadPsicoterapia como tratamiento de elección para Trastorno Límite de Personalidad

 

El NICE (Instituto Nacional de Excelencia para la Salud y Cuidados) publicó recientemente indicadores de calidad en el tratamiento de los trastornos de personalidad límite y antisocial. Estas indicaciones derivan de las guías de práctica clínica a partir de estudios científicos.

Es preciso en primer lugar realizar una evaluación clínica estructurada. El TLP es un trastorno difícil de diagnosticar por la alta comorbilidad que presenta con otros trastornos.

Se aconseja en segundo lugar que estos pacientes tomen partido en la elección del tipo de terapia, la duración y la intensidad. Se estima que el papel activo de estas personas en su tratamiento predice un adecuado compromiso con la terapia.

Se apunta que la farmacoterapia hipnótica, sedante o antipsicótica solo debería prescribirse a corto plazo para gestionar crisis o situaciones comórbidas. La duración de esta farmacoterapia no debería ir más allá de una semana.

Es fundamental trazar una dirección de derivación futura del paciente y su transición a la auténtica autonomía y emancipación emocional.

En este foro siempre hemos hablado de la necesidad de tener objetivos vitales. En este tipo de terapias es más necesario,si cabe, un plan a largo plazo que incluya el empleo entre otros aspectos.

El equipo que les trata debe estar cohesionado y contar con apoyos y supervisión que compensen el estrés añadido que el tratamiento de una persona diagnosticada de TLP puede conllevar.

La terapia con una persona diagnosticada de Trastorno Límite de Personalidad es un viaje sinuoso, progresivo,de saltos hacia atrás y hacia delante,de confrontaciones y momentos de duda en el terapeuta, intentos de escisión en el equipo, tóxicos, amenazas y coacciones en el que, si se da la posibilidad de un vínculo entre ambos, puede emerger un apego más seguro en el que haya espacio para la ansiada estabilidad,especialmente emocional.


 

Los visitantes de esta entrada también se interesaron por...

  • La maraña mentalLa maraña mental La línea que media entre un pensamiento y un pensamiento compulsivo es, en ocasiones, tan fina que solo el que lo experimenta, con la ayuda de un clínico tan fino como esa línea, puede […]
  • POTOMANÍALa polidipsia psicógena o potomanía es el deseo impulsivo de beber grandes cantidades de líquidos, por ejemplo, agua. Podría incluirse en los trastornos del control de los impulsos no […]
  • CrímenesCrímenesLa mente humana es un objeto de estudio y de asistencia complejo. Dedicarse a él exige paciencia y humildad. Un psiquiatra sabio del que tuve la suerte de aprender en Euskadi decía que de […]
  • Prevencion de los trastornos de la conducta alimentariaPrevencion de los trastornos de la conducta alimentaria  Una de las maneras de luchar contra los trastornos de la conducta alimentaria es la prevención en niños y adolescentes. Se ha descrito como beneficioso fomentar en los jóvenes la […]
  • LOS PANERO Las personas merodeamos mentalmente ciertos temas por alguna suerte de motivos a los que no siempre accedemos. Fijaciones las llama la población general. Una de las mías, desde que hace […]
  • Emergencias y CatástrofesEmergencias y CatástrofesLa psique es un universo que jamás podremos aprehender en su totalidad. Cuando un ser humano sufre una gran agresión, un accidente como el del autobús de Murcia, una catástrofe natural, un […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: