La mente humana es un objeto de estudio y de asistencia complejo. Dedicarse a él exige paciencia y humildad. Un psiquiatra sabio del que tuve la suerte de aprender en Euskadi decía que de algunas mentes hay que ser, al menos al principio, un secretario. Como si esa mente portara un candil por una casa […]

Continuar leyendo