LA HERIDA NARCISISTA (I) – Pedro Rico

LA HERIDA NARCISISTA (I)

Quizás la clave del equilibrio antes mencionado resida en no matar totalmente al niño que hay en nosotros, permitiéndole vivir en espacios y tiempos coordinados por un adulto maduro