LA HERIDA NACISISTA (II) » Psicólogo clínico Asturias

LA HERIDA NACISISTA (II)

No escucha a nadie porque cree que nadie tiene nada realmente interesante que contarle. Solo se deja seducir por personas iguales o más inteligentes que él.