«

»

APEGOS

apegoLos dos grandes teóricos del apego son el psiquiatra británico John Bowlby y la investigadora canadiense Mary Ainsworth.

El apego es un tema trascendental en el intento de acercarse a ciertas psicopatologías y en el trabajo psicoterapéutico.

Las múltiples experiencias de una díada (madre e hijo) regulan el estado mental del niño a través del de la madre. El niño internaliza finalmente todo ello y buena parte de sus relaciones posteriores están condicionadas por ese primer patrón.

Cuando se dio un apego seguro, equilibrado y organizado la madre estaba disponible para responder a las demandas del niño y funcionó a la manera de “cursor dialógico” enseñándole al niño el mundo con sus propios ojos (literalmente, el niño sigue los ojos de su madre que le va mostrando objetos). Cuando se da este tipo de apego, un apego sano, las cosas tienen significado para el niño, hay una narrativa, un sentido y una identidad.

Cuando se dio un apego ansioso evitativo los padres no eran sensibles ni estaban disponibles para el niño. Las personas que tienen predominancia de este tipo de apego presentan una apariencia independiente pero en ellas surge un miedo a la intimidad, anticipando rechazo o castigo.

En el apego ambivalente (resistente) los padres eran imprevisibles en su cuidado. Las respuestas a las demandas del niño no fueron de calidad ni en cantidad suficiente. Los niños amplifican sus demandas de atención y enfatizan sus emociones para comprobar que son importantes para los demás. Existe un profundo miedo al abandono y se someten al otro. Esperan que el amor del otro sea la solución a sus problemas.

En el apego desorganizado (desorientado) hubo traumas y pérdidas no resueltas. En los padres el niño encontraba a veces refugio pero otras encontraba abuso y maltrato. De adultos desean intimar con otros pero también desconfían y evitan involucrarse sentimentalmente. Son dependientes y tienen miedo al rechazo.

La intensa influencia que el tipo de apego articulado en esa díada en los primeros años tiene en el desarrollo posterior del individuo no es obstáculo para hacer intentos de reconstrucción de ese apego que puedan desembocar en éxito, por no hablar de la relación terapéutica como una posibilidad de reorientación de ese apego, una experiencia correctora que enseñe al paciente que ciertas personas presentes en su vida estarán ahí para atender a sus demandas de afecto y de otra índole y que lo estarán de manera consistente en el tiempo y en las diversas circunstancias de la vida.

Esta breve descripción del apego está dedicada a mis padres.

© pedro rico – psicólogo clínico asturias

 

Los visitantes de esta entrada también se interesaron por...

  • Trastornos de personalidadTrastornos de personalidadLos trastornos de personalidad constituyen un área de la psicopatología y la psicoterapia apasionante y relativamente moderna. No es clara la distinción entre una personalidad normal y una […]
  • Cine y PsicologíaCine y Psicología El cine ha estado ligado siempre a la psicología y a la psicopatología. Los conflictos, internos o intrapsíquicos a la manera de Freud o residentes en la ocasional complejidad de las […]
  • CrímenesCrímenesLa mente humana es un objeto de estudio y de asistencia complejo. Dedicarse a él exige paciencia y humildad. Un psiquiatra sabio del que tuve la suerte de aprender en Euskadi decía que de […]
  • EVITARSi ustedes fueran capaces de razonar con frialdad (el ser humano no es un gran pensador porque lo hace “contaminado” por las emociones) sobre qué aspectos de “lo psicopatológico” […]
  • PESADILLASPESADILLASSegún la Clasificación Internacional de Enfermedades en su décima edición, las pesadillas son “una experiencia onírica cargada de ansiedad o de miedo”. Se menciona la frecuencia con la […]
  • LA HERIDA NACISISTA (II)LA HERIDA NACISISTA (II)“Es una mierda estar bien” Cuando ese niño que llevas dentro es “puesto en su lugar” desde el exterior, cuando se ponen límites a su ansia de poder, se revuelve y trata de manipular. No […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: