Alexander Luria

Alexander Luria

Alexander Luria

Aleksander Románovich Lúriya , en ocasiones transcrito como Alexander Luria, (16 de julio de 1902 – 1977) fue un neuropsicólogo y médico ruso. Discípulo de Lev Semiónovich Vygotski, es uno de los fundadores de la neurociencia cognitiva, parte de la neuropsicología. Con la publicación de sus dos obras más importantes, La afasia traumática y Las funciones corticales superiores del hombre, basados en su investigación de de los casos de heridas cerebrales durante la Segunda Guerra Mundial, se puso a la cabeza de la neuropsicología mundial.

Nació el 16 de Julio de 1902, en Kazan, Rusia. Hijo de padres judíos, Roman A. Luria, médico, y Eugenia Hasskin. Ingresó en la Universidad de Kazan a los 16 años y obtuvo el grado de licenciado en 1921, con 19 años. Siendo estudiante, centró su interés e investigación en la búsqueda de métodos objetivos para evaluar las ideas psicoanalíticas sobre las anormalidades del pensamiento y los efectos de la fatiga sobre los procesos mentales, así mismo, estableció la Kazan Psychoanalytic Association, y continuó sus estudios en Psicología.

En 1923, su uso de los tiempos de reacción para el estudio de los procesos de pensamientos en contextos laborales le sirvió para obtener una plaza en el Instituto de Psicología de Moscú dónde
desarrolló un procedimiento que denominó Método motor Combinado para evaluar procesos de pensamiento.

En 1924, conoció a Lev S. Vygotsky (1896-1934), cuya influencia sería decisiva para su carrera. Luria, junto a Vygotsky y Alexei Leontiev (1903-1979), estudiaron la forma en que los procesos físicos y sensoriales interactúan con las fuerzas culturales para producir las funciones psicológicas de los adultos. Ellos mismos definieron este acercamiento como histórico-cultural, destacando con ello la importancia de la mediación cultural en la constitución de procesos psicológicos específicamente humanos. Especial énfasis pusieron en el papel que el lenguaje juega en dicho proceso.

En los primeros años de la década de 1930 dirigió dos expediciones a Asia Central donde investigo los cambios en la percepción, solución de problemas y memoria, asociados con cambios históricos económicos y educativos (producidos por la revolución rusa y el establecimiento del Estado Soviético). Tales investigaciones confirmaban su postura histórico-cultural.

Posteriormente, cuando comenzó la represión política y las purgas de Stalin, Luria se apartó de sus investigaciones psicológicas, entrando a estudiar en la Escuela de Medicina, donde se especializó en Neurología, en particular en el estudio de la afasia. Durante la II Guerra Mundial colaboró con su nueva especialización, en el tratamiento de esiones cerebrales. En 1943, fue premiado con el doctorado en Medicina.

Durante este periodo desarrollaría sus teorías sobre las funciones cerebrales en lo que posteriormente se ha conocido como Neuropsicología. Dentro de su modelo, las fuerzas culturales y ambientales influyen en el modo en que se desarrollan y funcionan los sistemas cerebrales.

Tras la guerra continuó con su trabajo, como Jefe del Departamento de Neurocirugía en la Universidad de Moscú, salvo un periodo de varios años, durante los que fue destituido por razones antisemitas. Durante tal periodo encauzó sus investigaciones en el desarrollo del pensamiento y lenguaje con niños retrasados mentales. A finales de la década de 1950 se le permitió retornar a su labor, que continuo hasta su muerte, en Moscú, en Agosto de 1977, de un ataque al corazón. Su autobiografía, The Making of Mind, fue publicada póstumamente en 1979.

Luria es quizá uno de los psicólogos rusos más conocidos en el mundo occidental. Desde finales de la década de 1950, su trabajo fue ampliamente difundido y reconocido, publicándose en inglés muchos de sus libros y artículos durante las dos últimas décadas de su vida. Sus estudios en los campos de la Psicología y la Neurología, en aspectos que van desde el lenguaje, memoria y aprendizaje hasta la afasia, el retraso mental ó la influencia de lesiones cerebrales especifícas sobre la conducta, han contribuido al acercamiento de ambas en la nueva disciplina denominada Neuropsicología.
Sus ideas han alcanzado gran difusión en nuestros dias, especialmente gracias a la construcción de un Test, denominado Examen Neuropsicológico de Luria-Christensen, elaborado por su discípula, A. Christensen, y ampliamente utilizado en Neurología y Neuropsicología para el diagnóstico de las distintas funciones cerebrales.

ampliar inforamación

Los visitantes de esta entrada también se interesaron por...

  • LA INTEGRACIÓN (UN RETO)LA INTEGRACIÓN (UN RETO)Muchos terapeutas no se identifican plenamente con ninguna escuela. Su tendencia a definirse como “eclécticos” (que “beben” de diferentes fuentes) supera a cualquier otra orientación. En […]
  • Wilhelm WundtWilhelm WundtWilhelm Wundt nació el 16 de agosto de 1832 en la localidad de Neckarau, cerca de Mannheim, en el principado alemán deBaden. Su padre era pastor luterano y su familia, tanto de parte […]
  • DepresionesDepresiones Según el DSM-5 un trastorno de depresión mayor exige para su diagnóstico un mismo período de dos semanas durante el cual estén presentes cinco o más de una lista de nueve síntomas entre […]
  • Atención plenaAtención plenaLa terapia de reducción de estrés basada en la atención plena o mente plena (Mindfulness- based stress reduction) ha sido formalizada en los últimos años por el médico Jon Kabat-Zinn. […]
  • PIRÓMANOSEn la esencia de este trastorno mental del control de impulsos reside la marcada tendencia a prender fuego repetidamente sin motivo aparente, tal como sería obtener una ganancia monetaria, […]
  • GUÍA NO FARMACOLÓGICA DE ATENCIÓN EN ENFERMEDADES AVANZADAS Ante la presencia de una enfermedad avanzada e incurable, todas las miradas se dirigen hacia ese horizonte del final de la persona, que como un eco nos devuelve la mirada a nuestro […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.